APRENDIZAJE TEMPRANO DE LENGUAS EXTRANJERAS

Introducción


El aprendizaje temprano de lenguas extranjeras ayuda a los alumnos a desarrollar actitudes positivas respecto a otras culturas e idiomas y a su vez sienta las bases para el aprendizaje de segundas lenguas a lo largo de la vida.

En el año 2002, un grupo de jefes de estado y presidentes de gobierno reunidos en Barcelona, solicitaron que se tomaran medidas para mejorar las destrezas básicas en materia de idiomas, particularmente a través de la enseñanza de al menos dos lenguas extranjeras desde una edad muy temprana.

Debido a su falta de inhibición, los niños suelen ser partícipes entusiastas en los intercambios de comunicación oral. El aprendizaje temprano de lenguas extranjeras es, por tanto, un recurso de gran valor para el desarrollo de la capacidad de comprensión y producción de textos orales, así como para despertar el interés de los alumnos por la comunicación y el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Para que un profesor sea competente en materia de enseñanza temprana de lenguas extranjeras se requiere un perfil adecuado, que no solo tenga en cuenta la competencia lingüística, sino también la habilidad y el conocimiento específico que aportan los profesores de preescolar, infantil y primaria.

El papel del docente es esencial, dado que habitualmente supone la principal fuente de información en la lengua de llegada. El profesor aporta también una dimensión intercultural a los alumnos y les ayuda a desarrollar estrategias para el aprendizaje de idiomas que les ayudarán a lo largo de sus vidas. El profesor debe a su vez ser capaz de comprender las necesidades y aptitudes de los jóvenes alumnos, incluido el nivel de competencia lingüística adquirido en su lengua materna.

Prácticas adecuadas para el aprendizaje temprano de lenguas extranjeras

1. Crear contextos significativos. La narración de cuentos e historias supone un entorno idóneo para la comprensión, producción e interacción oral.
2. El aprendizaje de lenguas por imitación es muy eficaz en edades tempranas, por ejemplo a través de la repetición de lo que un personaje dice en un cuento, memorización de canciones, rimas o poemas.
3. Es importante elaborar modelos y prácticas, puesto que ayudan a estructurar lo que sucede en el aula.
4. Máxima exposición al idioma, no solo a través del profesor, sino utilizando múltiples recursos como canciones, DVDs, tarjetas de vocabulario o cualquier otro medio disponible.
5. Implicación de los padres: Es imprescindible que los objetivos de la enseñanza y el aprendizaje de lenguas extranjeras en la educación primaria se definan claramente para facilitar el entendimiento mutuo entre padres y el equipo docente en las escuelas.
6. Es importante la continuidad y progresión adecuada en la enseñanza primaria, y entre primaria y secundaria para que el aprendizaje de lenguas extranjeras sea efectivo y para que el alumno se sienta motivado.